Concentración por la Familia Costarricense

cultura activa concentracion familia costarricense
0

Mañana es la Concentración por La Familia Costarricense, que busca congregar a un importante número de personas que les interese apoyar a la familia, el derecho a la vida y el diseño hombre-mujer. Es una invitación cívica para quienes se identifican con la postura ideológica que la Concentración está promoviendo. Desde Cultura Activa, invitamos a unirse a esta celebración mañana 22 de julio, a las 9  a.m. en la Plaza de la Democracia.

No estamos relacionados con la organización de este evento, así que no sabríamos decirles qué esperar de la actividad. Sin embargo, hay un tema de fondo que queremos compartir con ustedes pues engloba y amplia el panorama de los puntos de agenda para la concentración de mañana.

 ¡Se rompió la piñata…!

De octubre 2012 a abril 2013, realicé estudios en el Programa de Estudios Independientes (PEI) del Museo de Arte Contemporáneo de Barcelona (MACBA). Este máster propio tenía un singular atractivo para mí, pues desde mi segundo año de Psicología en la UCR me dejé convencer por las respuestas contundentes de mis profesores ateos y humanistas. En Ciencias Sociales se oía mucho sobre el feminismo, la izquierda, el ambientalismo, y por supuesto, la agenda LGTB, pero a mí había algo que no me encajaba por completo, y por ello decidí no militar en Costa Rica, sino más bien irme a estudiar con los teóricos y académicos que proponían estas doctrinas desde la filosofía contemporánea en Europa. Así me fui al PEI.

En mayo 2013 volví a Costa Rica, luego de haber podido arrepentirme y saltar del tren en que me había montado. Esto sucedió por la convicción de pecado que puede dar el Espíritu Santo, y por conocer los propósitos reales detrás de los discursos sobre diversidad, tolerancia y construcción desde la diferencia que se estaban importando a Costa Rica con cierto aire de caducidad.

Cuando volví en el 2013, no había un clima eclesiástico para conversar ciertos temas “seculares” que no parecían estar directamente involucrados con la predicación del evangelio. Pero hoy me parece pertinente ilustrar lo selectiva, articulada, y proyectada que es esta nueva propuesta de sociedad.

Los confites aún no han caído.

La Iglesia está oyendo, está entendiendo los tiempos, y está reconociendo que va a llover. Desde Cultura Activa apoyamos esta toma de responsabilidad que la Iglesia está demostrando por la sociedad costarricense. Definitivamente, la educación es el arma por excelencia que los académicos han encontrado para generar este nuevo tipo de conocimiento, pues la educación nunca ha sido un espacio neutral.

Preciado (2014) lo explica bien en la presentación del PEI 2014-2015:

“Sabemos que el espacio pedagógico se constituye en la modernidad como un espacio de normalización del cuerpo y la subjetividad, como un espacio donde se inventan y se reproducen el género, el sexo, la clase, por lo que no nos podemos enfrentar al espacio pedagógico como si fuera un espacio neutro. Si el aula es de algún modo el núcleo, el corazón, de la normativa de un momento histórico, también puede ser el mejor lugar en que iniciar un laboratorio para poner en marcha metodologías mestizas y saberes subalternos

Efectivamente este es un movimiento que se está construyendo y que requiere de la participación de los jóvenes (especialmente) para su desarrollo. Sin esa fuerza cultural es simplemente imposible. Pero el objetivo está claro. La idea es deconstruir la sociedad actual para reinventar un “pueblo nuevo” según las prácticas y lenguajes que ya están usando los disidentes en todo el mundo.

¿Y las bolsitas?

Hay muchísimo más que hablar. Muchísimo más que conocer. Muchísimo más que discutir para orar, actuar, y enseñar.

Por ahora, vayamos mañana a la Concentración, tomémoslo en serio, y seamos sensibles a escuchar.

María Luisa Mészáros

Déjanos un comentario

1 × dos =